miércoles, diciembre 21, 2005

Reciclaje paquidérmico

Hace dos días que estoy abocado al reciclaje de mi elefante. Este modelo es uno de esos típicos ejemplos de algo que cumple todos los requisitos, tiene trompa, colmillos, orejas y cuatro patas, pero le falta lo elefante del animal.
Es un modelo que cumple los requisitos y nada más.

Hice algunos intentos reformistas con resultados nada convincentes, es que si vamos a reciclarlo, habrá que hacer, como dice Daniel Naranjo, un "extreme make over" del modelo.
El simple maquillaje no será suficiente.

Lo principal fué el cambio de concepto de la manera como debía verse el animal. Busqué un aire más solemne, serio y pesado. Debía verse como un solitario viejo y cansado "cambaco".

Luego vino el reciclaje de la base que fué en la dirección opuesta: necesitaba una base más joven y no la vieja y aburrida base que tenía. Aquí lo principal fué el sacrificio de las dos esquinas laterales del papel lo que me permitió aprovecharlo mucho mejor y ubicar las patas delanteras más convenientemente.
Teniendo una base muy bien adaptada a la idea general del modelo es sólo cosa de tiempo y maña para que los dobleces tácticos den sus resultados.
El mayor gusto de este elefante es que tiene una estructura completamente formal, pero que permite fácilmente darle mucho carácter sin forzar en absoluto el papel.
Por supuesto que la recomendación será doblarlo en húmedo, pero para eso habrá que esperar los diagramas...



1 comentario:

juan dijo...

hola me parece muy bueno el elefante pero como tu dices debemos mejoralo mas aun algun dia llegare a ser tan bueno como ustedes