lunes, febrero 01, 2010

ESE PEZ PERDIDO


El Pez Payaso ha demostrado ser un sujeto esquivo para el origami. Estoy de acuerdo con Joseph Wu en que el mejor que se ha visto es el de los Shumakov (http://www.oriland.com/store/models/main.asp ) hay otros, pero no tan buenos, por no decir que francamente dejan mucho que desear.
Aparentemente el problema consiste en la complejidad que significa representar cambios de color en forma de franjas verticales, sumado a las aletas, y si se logra efectivamente esta combinación, que el pez aun sea dulce y tierno (¡ah, la intraducible "cute"!) en vez de un masacote de papel informe.
Se me ocurrió que una solución sería buscar al Pez Payaso mínimo. El concepto de "mínimo" no es mío claro está, sino de ese brillante y brutal filósofo del origami que es Saadya Sternberg.
Consiste en ver de cuántos elementos podemos prescindir al representar algo, y que aun sea reconocible como tal.
Nos obliga a darnos cuenta cuáles son las cosas que hacen de un sujeto, ese sujeto. Nos lleva básicamente a la esencia del animal y por lo tanto a las bases mismas de "aquel" origami perdido.

Inspirado en el Tropical Fish del maravillosamente conceptual "Redpaper" hice esto, que en principio intentaba ser una forma de pez de color naranja con tres franjas blancas verticales; de esa manera aportaría algo diferente al modelo casi perfecto de Redpaper.
En mi primera idea eso sería un Pez Payaso mínimo, reconocible, y dada su probable simplicidad no sufriría de apilamiento de capas machacadas (el famoso gurruño).
En la práctica el papel siempre aporta algo inesperado y aparecieron capas que se podían usar como aletas pecturales, ojos y hasta una boca (cuteness factor!)
Pero cuando se diseña se busca sacar todo el potencial posible a cada base y a cada modelo, y este podía ser "complejizado" sin arruinarlo.
Hacer que un modelo sea más realista significa mantener la versión simple y original como tal, y crear otra cosa a partir de la misma idea. Si tenemos suerte será igual o mejor que el primero, sino mejor tirarlo a la basura.
Lo primero fue prolongar la segunda aleta dorsal hacia atrás, lo que trajo aparejado varios problemas con el cambio de color, trabas, etc. Resuelto todo esto tenía un pez con más aspecto de "damisela" o talvez "pez angel" que de pez payaso.
Tan buen pez de arrecife terminó siendo que con unos pequeños cambios en las franjas es un modelo con derechos propios.
Creo firmemente que este es el mejor modelo de la serie desde el punto de vista de cómo se aprovecha la base, equilibrio entre realismo y elegancia y pliegabilidad.

Un poco más lejos estaba el Pez Payaso "realista".
Implicó separar las aletas dorsales y mover los cambios de color para que coincidieran mejor con el pez.
Son bien notorios los elementos que separan la complejidad de la simplicidad.
Veamos; aparición de mayor número de elementos y más diferentes entre sí, pérdida de la geometría regular para dar lugar a patrones menos obvios, ángulos irregulares, curvas combinadas con rectas, silueta con más entrantes y salientes, etc.
Casi invariablemente con estos cambios aparece la disminución en la elegancia del proceso de plegado.

15 comentarios:

Juanfran dijo...

Geniales, sobre todo me gusta el pez payaso. Cuando sacarás el próximo libro? jajajaja

Juanjo Vega dijo...

A mi el que mas me gusta es el de la primera fotografía. Los otros tampoco están mal, pero ese me parece mas "cute" ;)

Saludos.

Pablo Carmona dijo...

Ey Roman, estan super, especialmente el de la primera foto, creo que sus aletas dorsales lo hacen ver mucho mejor, sin dejar de admirar los otros dos, como ya te lo he dicho, lo mejor de tu talento es hacer ver lo simple.....hermoso.
Un abrazo. Pablo Carmona

Jacobo dijo...

Una nueva creación... no paras, Román, no paras, cada una mejor que la anterior.
:-) Salu2

Jaime Niño dijo...

Un entrada esperada, felicitaciones.
un abrazo

Lautaro dijo...

Excelentes diseños! me parecen muy buenos todos y lo mejor es que escribas la descripción del proceso creativo, este blog me ha ayudado a comprender mucho sobre el diseño de origamis y a valorar cada pequeña variación en todas las figuras que he podido interpretar... mil gracias por hacerlo ver tan fácil!!!!

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Roman

Muy bueno tu pez payaso, sobre todo el primero, Además de eso, tu descripcion del proceso creador, ayuda a ver como se hace,
Un abrazo

Román dijo...

GRacias Juan Fran
Ya estamos hablando del próximo libro?! Ya tan pronto??!

Román dijo...

Hola Juanjo
El de la primera foto es el qe busca ser más realista, todos comparten la base.
A mi gusto el amarillo y azul es el que queda más libdo de plegar, pero para eso habrá que esperar los diagramas!
Román

Román dijo...

GRacias Pablo, sigue plegando!

Román dijo...

Gracias Jacobo, eres demasiado amable.

Román dijo...

Un abrazo Jaime y gracias por escribir.

Román dijo...

Hola Lautaro
Gracias por el comentario. Hago lo posible por mantener algo interesante, pero luego de tres años a veces veo que hablo de lo mismo una y otra vez. Igual gracias por el ánimo!

Román dijo...

Hola Gregorio
Si, el proceso creativo es lo que más me interesa, me parece algo fascinante intentar darse cuenta como es en cada caso y encontrar los patrones generales.

Lautaro dijo...

Roman lo que dices de repetir todo el tiempo lo mismo es un mal del que deben sufrir todos los maestros con cada nueva ola de estudiantes... pero no creo que sea tan malo ademas es como refrescar los conceptos a cada paso... haces muy buenas figuras y hasta las mas complejas son fáciles de seguir, por lo menos los diagramas que he podido encontrar... podrías hablar de los materiales con los que trabajas actualmente? y como ha sido tu evolución a través de los años con los diferentes papeles? lo digo porque a mi me paso desde que comencé con papel tamaño carta A4 hasta ahora que estoy pegado al papel laminado de aluminio y ceda, soy un interprete y me gusta explorar los materiales pero encuentro que unos son mas "cooperativos" a lo hora de ciertos diseños, apreciaría tu opinión al respecto, saludos desde Venezuela!!