sábado, marzo 08, 2008

LA CIENCIA Y EL DESPERDICIO

La actual tendencia del origami a tecnificarse cada vez más y a ser explicado con ecuaciones matemáticas nos ha traido enormes avances en la teoría y la práctica del papel doblado.
Gracias a eso hoy podemos comprender mejor el proceso de obtención de puntas y podemos doblar diseños que sencillamente no serían posibles se imaginar en forma intuitiva.
Pero veamos, razonemos, no seamos tan tercos, el camino de los diseñadores de la escuela del MIT no es más que eso, un camino posible entre muchos.
Parece ser además que el origami técnico se ha tornado el origami occidental oficial.
Tengo la teoría, probablemente erronea, que el origami técnico se ha vuelto tan popular por el hecho que resulta más fácil que el origami intuitivo, o por lo menos más manejable, más abarcable y sobretodo posible de reducir a un grupo de ecuaciones.
Uno de los efectos más indeseables de esta tendencia occidental oficial, es que estamos formando creadores inhibidos, reprimidos por el peso de la técnica fria y vacía.
Creo que es perfectamente posible estudiar toda la teoría del diseño matemático y hasta usarla como ejercicio, para luego romper totalmente con todo ese reglerío y volver a nuestro arte tomando de la técnica sólo aquello que nos sirva para acercarnos un poco más a lo que queremos expresar.
Se puede volver a diseñar como los admirables Gabriel Alvarez o David Brill y a su vez usar todo lo bueno que se puede tomar de las técnicas de hoy.
Deberíamos estar marcando una tendencia hispanoparlante del origami del mundo, tenemos con qué, sobretodo si dejamos de mirar hacia donde no debemos.
Basta con ver lo que están haciendo en este momento Quentin Trollip, "red paper" Seth Friedman, Alejandro Dueñas o David Derudas para darse cuenta que los caminos del origami de primera línea son muchos y variados. Y menciono a estos 5 autores no sólo porque estan en la avanzada, sino porque evidentemente han optado por la intuición como su herramienta de diseño más importante y sin embargo son totalmente diferentes entre sí y cada uno original en sus ideas.
El diseño que puse hoy en la foto es un grito de resistencia contra el concepto del aprovechamiento matemático del papel.
Ninguno de mis diseños ha sido nunca tan "desperdiciante" de papel como es este, y sin embargo de aspecto tan liviano.
La idea original viene de hace meses, cuando pensé en un pájaro cuyo pico estuviera formado por dos mitades perfectamente dibujadas e iguales y sin capas superfluas.
La idea de cómo lograrlo me llegó de pronto hace dos días, cuando volvía caminando del trabajo.
Con un mínimo de observación se ve que hay una sola manera de lograrlo y es con las dos puntas opuestas originales del papel .
La dificultad es que todo el resto del ave tiene que ser diseñado con un triángulo: el formado con el cuadrado plegado por la diagonal.
Todo este enorme desperdicio de papel sería impensable en el mundo del super-origami optimizado.
Pero en nuestro mundo no sólo es posible sino deseable, porque optimizaciones puede haber muchas. En este caso he optimizado el uso del papel para crear el pico de ave que más se acerca a lo que quiero.
En el camino he diseñado un ave que se parece, por lo menos externamente, al ave multicapa de Nicolas Terry.
Por algo él también rompió con la regla fundamente del no desperdicio cuando hizo su pájaro multicolor formado con dos o tres cuadrados superpuestos de los cuales sólo una pequeña punta se utiliza para satisfacer el capricho del autor de tener más de dos colores en su modelo.
Es el concepto y la idea detrás de la figura lo que la hace mejor. No hay ciencia posible que pueda tener ese efecto.

20 comentarios:

Mateo dijo...

Gran trabajo Román!
Es interesante que hayas gastado tanto papel y el modelo siga así de liviano. Además cargado de esa simplicidad caminante, vivida que impregnas en tus modelos.
Felicitaciones!

Daniel Naranjo dijo...

Maestro Díaz.

No es extraño que encuentre semejanzas en un texto suyo con algo que he pensado. Lo curioso es que además haya semejanza con lo plegado. Si bien no es el mismo modelo, hace algunos meses plegué un pelícano que parte del mismo principio. Puntas opuestas generan pico inferior y superior, el resto del modelo es un triángulo del que ha de nacer patas, cola y alas...

http://www.flickr.com/photos/danielnaranjo/2321550190/

Sobre lo demás, sobra decir que en muchas ocasiones he pensado exactamente lo mismo. Hace algunos meses tenía una discusión sobre esa enorme distancia entre arte y técnica... No me pondré a disertar sobre el tema, pero sirva como resumen que es más fácil pasar de arte a ciencia que de ciencia a arte... (aunque confieso que yo, aún, no he logrado dar el salto)

un saludo
daniel

Juanjo Vega dijo...

Admirado Román,

Que bueno ver nuevas entradas en tu blog.

Lo cierto es que yo, aún siendo un simple plegador sin demasiada destreza, a veces demasiado ocupado y otras sin demasiadas ganas como para plegar, también he notado el "desprecio" que sufren los modelos no-técnicos por parte de algunos plegadores.

Parece que si un modelo no tiene más de cien pasos y miles de detalles, no es tan bueno, no es digno del tiempo empleado en plegarse, ni tampoco de tener una foto en un blog.

Es como si todo modelo que se pliega fuese para enseñarle a los demás lo bueno que se es con un papel en las manos.

Yo también admiro los modelos complejos, he de admitir que uno se queda maravillado ante tal derroche de técnica y realismo, pero al final, los modelos que me gusta plegar son aquellos que no necesitan varias horas o días de trabajo, sino los que puedo plegar cuando tengo un ratito, mientras tomo un café o mientras espero.

Resulta impensable plegar un unicornio de Kamiya en la parada del autobús.

Cuantos modelos de 100 pasos puede uno recordar? y cuantas veces tiene que plegarlos para estar conforme con el resultado?

También es cierto que si quiero regalar un modelo a alguien (premeditado, claro está), escojo algo más complejo, pero solamente porque ya que es un regalo me tomo mi tiempo y trato de hacer algo diferente, el resto de las veces los gorriones de Román o los gatos de Daniel Naranjo son bien recibidos a pesar de ser improvisados.

Y por último, me alegra saber que te gustan los modelos de Quentin Trollip. A mi sus modelos me parecen muy buenos al tiempo que no es un creador tan conocido (o esa es mi impresión).

A veces hay que pararse a pensar que es solo papel, el arte es lo que ponéis los creadores en él.

Saludos.

Leyla Torres dijo...

HHola Román,

Leo con detenimiento lo que escribes sobre diseño intuitivo como un camino tan válido en origami como el diseño técnico.

Luego Juanjo Vega comenta “parece que si un modelo no tiene más de cien pasos y miles de detalles, no es tan bueno, no es digno del tiempo empleado en plegarse, ni tampoco de tener una foto en un blog.” Estoy de acuerdo con lo que dice Juanjo, pero me da la impresión de que cuando tu te refieres a diseño intuitivo no necesariamente estás diciendo que es equivalente a diseño de modelos sencillos.

Veo un pájaro como este que nos muestras aquí y veo también, por ejemplo, el trabajo de Quentin Trollop http://www.flickr.com/photos/12043525@N04 y me doy cuenta de que los modelos son bellos y muy elegantes, pero a primera vista varios de ellos no parecen sencillos.

Te confieso que al mirar una colección de figuras como las de Quentin por primera vez, no podría distinguir si esos modelos son “técnicos” o “intuitivos”. Quizás aún no tenga yo totalmente clara la diferencia.

¿Será quizás que esto sea algo que un plegador sepa en el proceso de ir plegando o diseñando un modelo y no sea obvio simplemente al mirar modelos ya terminados y hechos por otra persona?

Saludos,

Leyla

Román dijo...

Hola Mateo
Muchas gracias, aprecio el comentario.
Efectivamente, al ser el pico tan liviano, el resto del ave debía mantenerse también con líneas bastante simples.
Cualquier intento por hacerle alas u otras características hubiese terminado en una acumulación de capas inaceptable.
Y tu, sigue adelante con tus diseños!
Román

peterself dijo...

No hay que olvidar que el arte es juego. Un juego puede ser muy simple o muy complicado pero si no divierte o emociona, pues no sirve.

Las figuras que más admiro son sencillas pero hermosas, balanceadas, solidas y efectivas, optimizadas en el sentido que no concentran capas y capas de papel para conseguir detalles que a veces no son relevantes a la hora de lograr una figura hermosa y elegante.

Un ejemplo clásico para mí son las patas de los pájaros, para lograr cuatro dedos generalmente aplican box pleating y claro, consiguen los dedos, pero las patas quedan gruesas y difíciles y hay que metalizar o mojar o usar seda.

Este pájaro está muy bien, sólo me preocupa su balance, si el pico grande y grueso no hace que se vaya de bruces está perfecto. Yo reconozco que me gusta la idea de la optimización en el uso del papel y el análisis matemático y geométrico de las figuras (vengo del mundo de la Ingeniería :) ), pero sólo es una herramienta para mejorar los modelos, para balancearlos y para lograr lo que nos propusimos; por ejemplo el análisis que hace Lang para poder intercalar escamas en su Koi, él sacrifica áreas para no afectar el modelo completo ni su balance.

El modelo en sí es lo que soñamos que fuera, nuestros objetivos estéticos no son racionales, la racionalidad debe trabajar para ellos y no al contrario.

bueno un gran saludo Román, como siempre, muy importante escucharte y leerte.

Román dijo...

Querido Daniel,
parece que desde hace ya unos cuantos años que encontramos conecciones entre modelos de ambos.
Ya veo como en el caso de tu pelícano usaste las puntas del papel para alas en vez de patas.
En cuanto al tema del desperdicio, creo que si uno es conciente de lo que está haciendo y realmente cree que el papel está "bien sacrificado" entonces está bien.
Muchas veces el sacrificio de papel es la manera óptima de lograr que un modelo se vea de determinada manera o tengo una forma
Román

Román dijo...

Hola Juanjo
Si, es cierto que a veces el desperdicio es demasiado y hace que un modelo sea feo o difícil de doblar bien.
No defiendo el desperdicio sin razón.
Lo que defiendo es que el concepto prime siempre por sobre la optimización del largo de las puntas. Que la intuición y sobretodo el buen criterio origamístico esté siempre por encima de una ecuación que supuestamente pueda atestiguar la calidad de una figura.

Como bien dice Leyla en otro comentario de esta misma entrada, las figura pueden ser intuitivas y complejísimas. Kamiya ES un compositor exclusivamente intuitivo! Y ya ves la complejidad de sus figuras.
Gracias por el comentario
Román

Román dijo...

Hola Leyla

Como le comentaba a Juanjo y como bien dices, intuitivo no es el equivalente de sencillo.
algunos de los creadores más complejos de la actualidad trabajan en forma totalmente intuitiva.
Las técnicas de "origami comnputacional" , como lo llama Lang, te permiten hacer cosas con un tipo de complejidad diferente, modelos que probablemente nunca hubiesen existido de otra manera.
Eso no quiere decir que sean mejores o peores, sino simplemente diferentes.
Quentin Trollip es un diseñador, si no me equivoco sudafricano, sumamente talentoso y que últimamente ha tenido una producción abundantísima de modelos en general de gran calidad y buen gusto.
Viendo sus diseños casi no me cabe duda que diseña de manera intuitiva.
Muy buena pregunta la tuya sobre cómo saber cuando un diseño fue diseñado de una manera u otra.
¡Lo más fácil y seguro sería preguntarle al que lo hizo!
Pero hay algunos elementos que ayudan. El tipo de ángulos que se usan en la base, la disposición y uso de las puntas, el uso de grandes planos de papel y otros detalles similares pueden a veces mostrar en tipo de proceso de diseño.
Un abrazo, mcuhas gracias por estar siempre allì
Román

Finward Mei Long dijo...

Fantástico!!! Aún hay material para rato sobre este debate.
Hace un mes más o menos platicaba con mi hermana (cantante) y su novio (violinista) sobre el arte y la técnica. Ellos sobre sintetizadores e instrumentos y yo sobre computadora y papel. Es sorprednente el nivel al que está relacionadas todas las artes. Es cierto que con el sintetizador las notas son perfectas, la melodía completamente correcta y medida. Sin embargo, hay un algo que le falta, ellos decían que es una especie de imperfección viva. Es decir, las computadoras calculan excelentemente, pero son muy... tontas. El ser humano no calcula a la velocidad, ni con la precisión milimétrica, pero puede darse el gusto de imprimir vida a lo que hace.
En fin, lo que concluimos es que el arte es, pero no pued existir sin técnica, y abundante. Pero la técnica DEBE estar al servicio del arte, no viceversa.

Fantástico el pollo. A pesar de ser un "desperdicio" esta muy bien aprovechado. Un modelo fantástico como siempre.

Sebastian Arellano

PD. Ese mismo día estaba experimentando con una base que cree con el tree maker. No funcionó...

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo.
El Origami al fin y al cabo es una axpresion artistica. Si solo nos dedicaramos a teorizar y a sacar ecuaciones, le quitariamos el alma a nuestras creaciones y expresarnos mediante el papel creo es el fin ultimo de este maravilloso Arte.

Claudio Acuña J.
www.yallegaron.cl

Ezekiel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ezekiel dijo...

Hola soy Ezequiel de Argentina. Cuando vi tus obras no podia creer que fueran hechas con un asola pieza de papel.El que mas me gusto fue el hipocampo es mi favorito y el que mas veces plegue.
Busque por todas las librerias de Buenos Aires el libro origami para interpreter y no lo puedo conseguir por ningun lado. Lo unico que encontre fueron unos diagramas con mala calidad que andan por internet.
Me gustaria mucho tener el libro original,queria preguntarte si conoces el nombre de alguna libreria en Montevideo donde lo vendan y me lo lo puedan mandar o si puedo lo voy a buscar.
Bueno no te hago perder mas tiempo y desde ya muchas gracias y espero que pronto publiques otro libro con tus nuevas obras de arte.

ezekyel.rio@gmail.com

Román dijo...

Hola José
No tengo nada en contra de la optimización matemática. Está muy bien y ayuda a generar modelos que de otra manera no se podrían hacer.

Pero reniego de validar el origami computacional como "EL" origami que se menciona en todos y cada uno de los reportajes que salen en los medios.
En eso estoy en fuerte desacuerdo.
Creo que es nuestra tarea marcar un perfil diferente y no caer en la tontería de querer imitar este tipo de origami por el sólo hecho de ser "validados"

Un gran abrazo, y gracias por estar siempre allì
Romàn

Román dijo...

Hola Sebastian

El arte y la técnica, es la discusión eterna.
Es difícil saber cuando estamos en el correcto equilibrio.
Personalmetne me gusta la idea del "concepto"
En general es bastante notorio cuando un modelo, o una pieza de música, tienen algún tipo de intención o concepto por detrás.
Esto queda de alguna manera por encima de la técnica.
Gracias por el comentario.
Román

Román dijo...

Hola Claudio
Me gusta eso de intentar ponerle alma a las creaciones.
También insisto, no me parece "mal" de por sí el analizar las cosas matemáticamente o la optimización.
Lo que no me gusta para nada es que pensemos que eso es lo más grande y mejor que se puede hacer con el origami.
Gracias y saludos!
Román

Román dijo...

Hola Ezequiel, te respondo en
privado.
Gracias
Román

Mundo Youji dijo...

Holá Roman!!!! Que tal!! La ciencia cambió mucho el mundo del origami de manera que pienso que es dificil o quiçá imposible escapar de ella. Se sabes las tecnicas matematicas para plegar o crear, mismo que intente no utilizarlas, ya lo estarás haciendo. Se hay dos maneras de hacer una cosa, cuando utiliza una de las maneras, estaras tambiem utilizando la otra, pero ao contrario. Yo no sé como crear um modelo matematicamente, entonces yo podría intentar crear um modelo solo con intuicion. Pero se una persona sabe como crear con tecnica y intuition, no consegue nunca escapar de las duas. En el pelicano, por exemplo, cuando intentó desperdiciar papel, utilizó la tecnica tambien, pero al contrario. Espero que tengas comprendido lo que quiero decir. No es sencillo escribir em outra lengua.

Grandes abraços do Brasil. Saibas que seu trabalho é muito admirado e conhecido no Brasil.

Román dijo...

Hola Youji

No reniego de la ciencia, el contrario, me interesa e intento aplicarla, entre otras cosas, en mi trabajo diario en un laboratorio de investigación médica.

Pero cuando la ciencia aparece opacando al arte, ya me molesta!
Creo que hoy en día se utiliza la ciencia en el origami como para darle mayor importancia al tema. Opino que el origami debería poder estar en los medios y ser noticia sin tener necesariamente que mencionar a la NASA toooodas las veces.

Epecíficamente en el campo del diseño, estoy totalmente de acuerdo contigo. Las tecnicas matemáticas las estamos usando siempre, ya sea for efecto o por defecto.
Y la intuición no es otra cosa que una serie de algoritmos y métodos basados en la experiencia que nuestra mente aplica en forma inconciente.
Pero tiene esa belleza, ese elemento aleatorio...de poder equivocarse uno...

Un abrazo
Román

shintaku dijo...

Não sei se entendi tudo perfeitamente, pois minha língua é o português, mas tenho acompanhado o seu blog ( a página do passion origami também) e concordo com as diferenças entre ocidente e oriente. Creio que deve-se as diferenças culturais, os ocidentais são mais racionais, logo mais técnicos (eu sou meio a meio, um neto de japoneses nascido no Brasil). Parabéns pelo blog e lucidez.

abraços,

Milton Shintaku