jueves, febrero 16, 2006

ORIGAMI "HIPERPURISTA"

En teoría no existe nada llamado así pero en la práctica hay un origami que no tiene dobleces estimados, tiene casi únicamente dobleces con ángulos múltiplos de 22,5° (o de 15° llegado el caso), y se limita a unos pocos pasos de terminación, tal vez tres o cuatro pero a veces uno o ninguno.
Al no tener casi pasos de terminación, el patrón de dobleces colapsado ES prácticamente el modelo, factor que los amantes de estos rompezabezas de una sola pieza agradecen.
Este tipo de modelos tienen un aspecto bastante característico, pero al contrario de lo que podría pensarse no son necesariamente rectos, rígidos y sin vida. El concepto subyacente es que cualquier cosa que se quiera expresar en el modelo tiene que poder ser hecha usando dobleces "exactos" y que no hace falta nada más.
No estoy diciendo que todo el origami deba ser así. Estoy reconociendo la existencia de un estilo que me resulta muy atractivo y que ha dado algunas de las mejores obras de todos los tiempos. En el caso del buho de Komatsu por ejemplo queda demostrado que incluso la tridimensionalidad se puede lograr usando únicamente este tipo de ángulos y muy poca terminación (el modelo se torna 3D casi sobre el final del diagrama ¡en un sólo paso de terminación!)

Voy a llevar esto un poco más lejos. Con las tres condiciones que tenemos para el estilo no puedo dejar de pensar... en el origami tradicional (por supuesto que en el origami tradicional se usaban cortes, pero los modelos que se salvaban de las tijeras solían tener las "reglas" que describo aquí)
Creo que de alguna manera este origami es (no voy a decir el heredero, pero...) la versión evolucionada en línea recta del origami tradicional purista.
La estructura más compleja aceptada en el origami tradicional era probablemente la base de rana. No es demasiado arriesgado decir que los diferentes niveles de complejidad alcanzados por el origami en la segunda mitad del siglo 20 tienen ese punto de partida (la base de rana)
Desde allí se avanzó hacia muchos lados al mismo tiempo: varios papeles, variedad de angulos, variaciones de las bases tradicionales, dobleces curvos, "box pleating".
Pero de todos, hay un elemento que es necesario entender: lo que cambió fue la unidad de construcción de los modelos. En libros como Creative Origami de Kasahara la unidad para diseñar una pata, rabo o cabeza era una aleta de una base tradicional. La aleta era casi indivisible. El propio Kasahara dice en ese libro que la manera de obtener un animal con cuatro patas es usando dos papeles, uniendo dos bases de pájaro, pero no plantea muy claramente que exista la posibilidad de obtener bases diferentes a las tradicionales adaptadas a un cuadrúpedo.
Para ese entonces ya existían autores como Yoshisawa o Peter Engel que dividían las aletas a gusto inventando métodos para generar gran número de puntas y escapaban así a la dictadura de las bases tradicionales.
Las variaciones "blintz" de las bases tradicionales así como muchas divisiones de puntas tienen exlcusivamene ángulos múltiplos de 22.5 , por lo que la línea del origami tradicional se mantiene pero aumentando el nivel de complejidad.
En el origami "hiperpurista" de hoy ya difícilmente se reconozca alguna base tradicional (y probablemente entonces le llamaríamos "neotradicional" o algo así!)
Este tipo de origami puede alcanzar niveles de complejidad comparables a cualquier otro estilo, pero siguiendo reglas todavía más acotadas que las del, ya de por si acotado, origami.
Me gusta pensar en este estilo como el que ha logrado trasladar la simplicidad de los métodos de las figuras tradicionales y la ha usado para formar estructuras mucho más complejas.
Pero también ha traído algunas formas complejas al origami de muy pocos dobleces. Por eso lo veo como una encrucijada de lo más simple y lo más complejo.
Además diseñar las terminaciones de los detalles de tal manera que tengan determinados ángulos y que sea posible incluirlas razonablemente en el patrón de dobleces es un ejercicio impresionante de control sobre el papel y el proceso de doblado.

Para el que quiera practicar con el patrón de dobleces de un modelo con estas características dejo aquí un ejemplo.
En la entrada anterior de este blog incluí cuatro fotos de modelos que había estado trabajando la semana anterior: tres de ellos son figuras hiperpuristas.
El más complejo de los tres es este Elefante acróbata que tuvo un par de días más de trabajo para llevarlo casi por completo al estilo. El patrón de dobleces tiene sólo una línea (la que forma el borde posterior de las patas delanteras) con un ángulo que no es múltiplo de 22.5 , y una vez colapsadas todas las líneas hay que hacer únicamente un doblez reverso bajando la cola para que la figura quede terminada.

6 comentarios:

Juan Carlo dijo...

Román, al fin puedo sentarme a leer un rato tu blog. Me uno al coro de felicitaciones. Ojalá y tuviera tu dedicación o tiempo para poder estudiar el origami de esta manera. De hecho, con el Año del Jabalí (mi año) llegando en unos meses, leo tu blog y se me regresa el deseo de crear un cochino o un jabalí propio, y quizá de una forma más "purista", como la llamas. Estoy de acuerdo, lo más sencillo, es lo más difícil de crear, pero quiero algo que pueda definirse tanto fácil de recordar como "cute". ;-) Te seguimos esperando por acá en Venezuela. Recibe un gran abrazo.

Román dijo...

Hola Juan Carlos

Me alegr'o mucho encontrar tu comentario hoy.
Yo tambi'en he querido dise;ar un cerdito y nunca se me ha dado bien. Pienso que es un sujeto que se presta muy bien para un dise;o "hiperpurista" pues lo m'as complicado de este estilo es lograr esas puntas largas y finas, y un cerdo es lo opuesto, patas cortas y cuerpo redondo.
A ver si te animas y sale ese modelo!

Roman

DIEGO QUEVEDO dijo...

ANDA LA OSA!!! YA quisiera yo poder analizar como lo haces Romàn; pero mejor poder explicarlo como lo haces....a veces lo dificil no es estender sino "acerce entender"...

felicitaciones por ese super trabajo y por la dedicaciòn que le pones....

chaolin

Román dijo...

Muchas gracias Diego por tu comentario.
Esta es solo una manera de ver el origami, así como tu tienes la tuya (ya de paso: muy bueno tu blog!) y otras personas la de ellos.
Los temas sobre los que a aveces escribo no son muy exactos ni matemáticos por lo que lo que digo no dejan de se una opinión y como tal, discutibles.

Sigue adelante con tus cosas que lo que estás haciendo se ve realmente muy bien!
Román

Norberto Kawakami dijo...

Román, escribo unas palabras sencillas para desearte felicitaciones por tu grandioso trabajo que me dá ganas de seguir a intentar ser un origamista. Ya no mas que hoy soy sólo un dobrador de papeles...

abrazos desde Belo Horizonte - Brasil

Román dijo...

Hola Norberto
Si eres un doblador de papel no es nada de despreciar. Al contrario, justamente de eso se trata todo el origami!
Te agradezco mucho tu amable comentario
Roman